• La localidad guipuzcoana impulsa, con aval municipal, una recogida de firmas entre sus vecinos para cerrar el cuartel y expulsar a la Benemérita

  • Reclama al Gobierno central que no ceda al chantaje de los herederos de ETA de cerrar la casa cuartel de la Guardia Civil en Oñate

 

  • En los últimos años se han producido una veintena de actos contra la Guardia Civil en Oñate

 

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE) denunciaque, un año más, el Gobierno central y el Gobierno Vasco ignoren el discurso de odio que se propaga en el País Vasco contra la Guardia Civil, uno de los colectivos más castigados por ETA y que más ha trabajado por el fin del terrorismo. COVITE reprocha que las instituciones permanezcan impasibles ante la iniciativa ‘Jare Kuartela’, promovida por el propio Ayuntamiento de Oñate, que consiste en una recogida de firmas para reivindicar que los cerca de cuarenta guardias civiles y la decena de familias que albergan la Casa Cuartel lo abandonen. La recogida de firmas estará acompañada de una “jornada popular” contra la Guardia Civil que se celebrará el próximo sábado 15 de junio y cuyo espíritu será similar a las que se vienen celebrando en el mes de junio de los últimos años: la mofa y la burla contra este cuerpo policial y las reclamaciones de su “expulsión” del pueblo serán los protagonistas de la jornada.

COVITE advierte al Gobierno central de que transigir a las reclamaciones de la izquierda abertzale de ceder el caserío que alberga la Casa Cuartel para uso del pueblo supondría “someterse al chantaje de los herederos de ETA, lo que significaría que asesinar a más de doscientos guardias civiles habría servido para algo”. “La Guardia Civil debe permanecer en Oñate”, sentencian desde COVITE. “En los últimos años se han producido una veintena de actos contra la Benemérita en Oñate, este acoso intolerable debe cesar ya, es imprescindible que tanto el Gobierno central como el Gobierno vasco se impliquen en la protección de la Guardia Civil en esta localidad guipuzcoana”.

“El Gobierno vasco se jacta de avanzar en una supuesta convivencia al tiempo que permite la celebración de actos que fomentan la radicalización”, critica Consuelo Ordóñez, presidenta de COVITE. El Colectivo recuerda que las iniciativas contra la Guardia Civil en Oñate se encuadran en la campaña ‘Alde Hemendik’ (Fuera de Aquí) que ETA encargó la izquierda abertzale para aumentar el acoso contra las Fuerzas de Seguridad y sus familias y lograr su salida del País Vasco y de Navarra. “Las campañas de agresiones y hostigamiento encuadradas en ‘Alde Hemendik’, como el ‘Jare Kuartela’ de Oñate o el ‘Ospa eguna’de Alsasua, son una muestra evidente de incitación al odio”, denuncian desde COVITE. “Son formas de expresión de odio basado en la intolerancia, manifestada mediante un nacionalismo agresivo que de forma directa o indirecta incita a la comisión de actos violentos contra determinadas personas o grupos, como de hecho ocurrió en Alsasua”. COVITE recuerda que la campaña ‘Alde Hemendik’ no finalizó con la declaración del fin de la violencia de ETA, según se recogió en un informe de la UCE de la Guardia Civil, un informe que apunta que la campaña “continúa plenamente vigente para el entorno social de la organización terrorista”.

COVITE muestra su solidaridad con la Guardia Civil de Oñate y pone de manifiesto que, aunque la izquierda abertzale reclame su “expulsión” de Oñate, el Colectivo reclama que se queden en el pueblo para defender a los habitantes de su discurso de odio. “Os damos las gracias por ser la punta de lanza en la lucha contra el terrorismo de ETA. Quedaos en Oñate, os necesitamos”, reclaman desde COVITE.