07.10.2017. Salvatierra. Decenas de personas se concentran durante las fiestas del municipio alavés de Salvatierra para pedir la excarcelación de terroristas de ETA. Durante la concentración se exhiben también imágenes de presos de ETA, siendo la imagen del terrorista Kepa del Hoyo la que ocupa un puesto central en el escenario a modo de homenaje. Coinciden además las fechas con el aniversario del asesinato de los guardias civiles Avelino Palma Brioa, Ángel Prado Mella y José Luis Vázquez Platas en Salvatierra el 4 de octubre de 1980. Los agentes se encontraban en el municipio regulando el tráfico previo a una carrera ciclista festiva cuando de entre el público salieron miembros de ETA que empuñando sus pistolas acribillaron a los guardias civiles, pillándoles por sorpresa y matando a dos en el acto. El tercer guardia civil, José Luis Vázquez Platas, tan solo había recibido un disparo en el brazo por lo que pudo ocultarse debajo de un coche, sin embargo tal y como relató su viuda durante el juicio celebrado en octubre de 2003, la gente del pueblo empezó a gritar: “¡Está vivo, está vivo!”. Los terroristas volvieron sobre sus pasos y le remataron descerrajándole veinticuatro tiros. El atentado contó con la colaboración del por aquel entonces cura de Salvatierra, Ismael Arrieta Pérez de Mendiola, el cual proporcionó a los terroristas la información precisa de la situación de los guardias civiles y de los horarios y recorrido de la prueba ciclista.