28.10.2017. Arechavaleta. Decenas de personas reciben en el municipio guipuzcoano de Arechavaleta al terrorista de ETA Zuhaitz Errasti, el cual atravesó un pasillo formado por los asistentes mientras le aplaudían y vitoreaban a la vez que sonaba música festiva y se encendían bengalas.  El etarra fue condenado a ocho años de prisión por la justicia francesa por su participación en la estructura logística del aparato militar de la banda terrorista ETA, además en el momento de su detención portaba veintiséis kilos de polvo de aluminio y un revolver cargado con munición, por lo que se le consideró culpable de posesión y transporte de armas y explosivos.

Zuhaitz